Tag Archive | politicos

Hacer ciudad desde un despacho

Pretender que una actuación diseñada desde un despacho devenga en mejora para la ciudad, es mucho porfiar.

Igual me excedo diciendo “diseñada”, igual el despacho tampoco es de un urbanista, seguramente será de un experto en financiamiento. Y cuando digo desde un despacho no digo que no salga ni a festejar el ascenso, sino que la iniciativa no se hace desde una vivencia propia del espacio o incorporando la experiencia de las personas que lo viven a diario (esto es la participación).

Balcon_Guadalquivir

Pero además, si a este modus operandi se le suma una dudosa justificación de la intervención, basada exclusivamente en el interés económico, el fracaso está asegurado. Interés económico 1, gastar un dinero que “nos ha llegado”. Interés económico 2, dejar de gastar en mantenimiento. Fíjense, los dos argumentos son lícitos (por supuesto) e incluso legítimos a la hora de justificar una actuación urbanística, pero si no se acompañan de argumentos o justificaciones basadas en la funcionalidad del espacio, el uso cotidiano, la imagen urbana o la interrelación con el entorno, por si solos, los argumentos económicos no son válidos.

A estas alturas habrá ya quien suponga que hablo de la pretensión del Ayuntamiento de vallar el parque del Balcón del Guadalquivir. Una actuación con la que el consistorio está provocando un fuerte dolor de cabeza a más de un representante vecinal de la zona, pero que a poco que se descuiden, va a requerir también fuertes dosis de optalidón en Capitulares.

La posición de los vecinos y vecinas es unánime: no queremos un parque vallado. La de las fuerzas políticas de la oposición en el Pleno es coincidente, y va en el mismo sentido. Y sin embargo, el gobierno municipal se empeña en un despropósito digno de refranero: ponerle puertas al campo.

.

Anuncios

Podemos y la innovación disruptiva

No conocía a Pablo Iglesias de nada, salvo que tenía su nombre en una especie de nebulosa no concreta por la coincidencia homónima con el otro Pablo Iglesias. Se explica, entre otras cosas, por que en casa no vemos televisión.

Como soy político (interesado en el “ordenamiento de la ciudad y los asuntos del ciudadano”), el día después de las europeas me puse a revisar todo lo referente a Podemos, a verlo y escucharlo todo (incluso la desternillante parodia de Joaquín Reyes), contrastando, poniendo en cuarentena, dudando…

Y después de esta semana de atracón, creo estar en lo cierto si digo que este suceso, es decir, la concreción por destilación de una “esencia de 15M”, es disruptiva.

[…] la innovación disruptiva* es la introducción de nuevas tecnologías, productos y servicios, en un esfuerzo por promover el cambio y superar a los competidores. En este contexto, la palabra disruptivo no significa interrumpir ni causar desorden. Más bien, significa reemplazar.

Y eso en este momento es bueno. Es bueno que se plantee una renovación, no solo de personas si no de formas de gobernar, no solo de planteamientos para resolver los problemas que nos acucian, sino incluso de formulación de los problemas mismos.

Sobre si llegan para quedarse no tengo dudas. La duda es más bien cómo evolucionará el proyecto para dar respuesta a retos como por ejemplo la gestión municipal, donde la velocidad de respuesta requerida es incompatible con un sistema asamableario puro. En el año que queda hasta las municipales, muy poco tiempo, por cierto, habrá que estar atentos a su evolución.

Escribiendo este post he leído este artículo de Joaquín Perez Azaustre cuya lectura recomiendo. En él responde a algunas de las sandeces que revolotean en torno a cualquier nueva iniciativa, como en este caso.

Y también he leído este enlace de Politikon recomendado por Joan Font, donde Pablo Simón (@kanciller) analiza el crecimiento de Podemos.

*Este concepto es relativamente nuevo. Fue popularizado por Clayton Christensen, profesor del Harvard Business School, en su libro “The Innovator’s Dilemma” (El dilema del innovador). vivoemprendiendo.com

Podríamos convenir

Podríamos convenir en que un buen dibujo es aquel que, o bien transmite veracidad, o bien emoción, o ambas cosas al tiempo. Cuando el dibujante logra interpretar la realidad de manera personal, honestamente, regalándonos un trozo del universo que le rodea, consigue atraparnos en ese trozo de papel que nos muestra.

Podríamos convenir, pues, que lo que hagamos en cualquier ámbito, ya sea personal o profesional, debe acometerse tratando de poner todo lo que llevamos dentro, o sea, de verdad. Por supuesto, esta máxima es aplicable  a quienes eligieron la política como modo de servir a la sociedad. Trabajar honradamente sin dejar de ser quien somos.

Leyendo en estos últimos días las noticias derivadas del caso Bárcenas, también podríamos convenir en cuan alejados están estos señores y señoras del buen hacer profesional. Nos muestran un dibujo emborronado, en un papel lleno de mugre, calcado de una mala fotografía.

Audio de la columna de opinión de Radio Córdoba SER 

La incapacidad nos inunda

Durante los inviernos de 2009 y 2010 la subida del nivel del Guadalquivir a su paso por el municipio de Córdoba, causó numerosas incidencias en el extrarradio de la ciudad.  La crecida, siendo extraordinaria, fue “normal”, es decir, inundó zonas inundables. Perogrullada donde las haya, de esas que hay que recordar de vez en cuando para no perder el norte.

inunda Leer Más…