Archive | Educación RSS for this section

Pasear la ciudad

El pasado 2 de noviembre tuve la oportunidad de impartir una charla alumnas de Ciencias de la Educación, invitado por el profesor Manuel Garcés en su clase de didáctica de la expresión gráfica.

Sirvió como introducción a una actividad planteada en clase, que pretende que las alumnas desarrollen un cuento infantil a partir de un recorrido por la ciudad. Bajo el título “Pasear la ciudad”, divagamos sobre el paseo desde tres ópticas distintas y complementarias.

clase_magisterio_pasear

A continuación transcribo las notas sueltas que Leer Más…

Jugar “en” la escultura

He tropezado con este post del Riba Journal donde comenta la exposición: “The Brutalist Playground”.

churchill-gardens-estate-archive-image-credit-john-donat-riba-library-photographs-collection

La exposición focaliza su interés en las áreas infantiles proyectadas como  Leer Más…

¿Profesor Obrero?

Hoy he impartido mi última clase en el practicum del Máster en Profesorado de Enseñanza Secundaria Obligatoria, Bachillerato y Formación Profesional. Ha sido a alumnas y alumnos de 2º de Bachillerato de Artes del IES Góngora, a los que les he hablado de dibujo urbano y de lo importante que es llevar un cuaderno de apuntes siempre a mano.

Profesor Obrero_baja

Dibujo de Carmelo, Profesor del IES Góngora. En un dedo el punto de fuga y en la mano el cuaderno de apuntes. Certero.

Ha sido una experiencia impagable (quiero decir… que no se cómo voy a pagar la matrícula :)) donde me he encontrado con profesores y profesoras generosas que me han ofrecido su saber y experiencia y me han tratado cómo colega y luego como amigo.

La primera Virginia Hornero, mi tutora, que me ha contagiado la fiebre tipográfica y me ha mostrado de modo práctico lo que es la empatía con los alumnos. Y de ahí en adelante: Manolo Gutierrez con quien me queda pendiente una sesión de acuarela rodeados de perros; Andrés Leiva, vitalista y comprometido, que me ha invitado a que imparta tres clases (¡Temerario!); Carmelo, entrañable, la voz de la experiencia y una pluma brillante; Joaquín Peña Toro, rigor y bonhomía a partes iguales; Y por supuesto Rosa Illanes, que no regala más sabiduría y cariño por que no tiene.

Puedo decir sin temor a equivocarme, que Andalucía tiene suerte de tener una escuela pública con profesores como ellos. También hay zoquetes entre el profesorado, como en todos lados, pero el alumno que se tropiece con alguno de estos docentes, tiene asegurado un buen empujón hacia su futuro, como persona y como profesional.

Estimados colegas, muchas gracias.

¿Me veo como profesor? Si, me encuentro a gusto y dispuesto a seguir aceptando el reto de la reinvención, rodando por esos montes de instituto en instituto hasta, quien sabe, dentro de muchos años, acabar frente a la Trinidad.