Comercio local vs grandes superficies

Hace un par de semanas los Tories del Reino Unido aprobaron la revisión de su “National Planning Policy Framework”, el equivalente en nuestra reglamentación a la Ley del Suelo o al POTA (Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía). En dicha revisión se han incorporado medidas que explícitamente van en contra de la implantación de nuevos centros comerciales en las afueras de la ciudad.

Los argumentos utilizados se basan en la potenciación del desarrollo sostenible, para lo cual, los agentes planificadores deberán equilibrar las necesidades de protección del medio ambiente, el equilibrio económico, las necesidades sociales y la buena gobernanza.

Esta decisión tiene básicamente un triple beneficio.

Apoyo al pequeño comercio y al empresariado local. Con este apoyo se consigue por un lado fortalecer la actividad en el centro de la ciudad, en aras a la compacidad y complejidad que han caracterizado a las ciudades mediterráneas, pero también es una  apuesta por la generación de riqueza para los empresarios locales, que son quienes mayoritariamente arriesgan su patrimonio sacando a delante su negocio, consiguiendo de esta manera que el beneficio obtenido en el ejercicio de su actividad no se marche fuera de la ciudad. Es obvio que el beneficio obtenido con las ventas de Carrefour se va fuera de Córdoba. No caigamos, por tanto, en la trampa de la creación de centenares de empleos por una gran superficie, pues ineludiblemente, esta creación causa la destrucción de empleo en el pequeño comercio de una amplia área de su entorno.

Reducción de desplazamientos. Con la consiguiente reducción de emisiones de CO2. Las grandes superficies se ubican por lo general en extrarradios industriales que además, en muchos casos no disponen de transporte público. Por tanto el medio mayoritario de transporte que se potencia es el automovil particular, el menos sostenible de los posibles.

Protección del entorno paisajístico. Por último y no menos importante es el beneficio que se produce al paisaje que circunda nuestras ciudades, muchas veces maltratado por implantaciones nada respetuosas con los valores ambientales del territorio.

En definitiva, una buena acción que nos debe servir para recuperar los flecos sueltos de algunas iniciativas políticas que en ocasiones han andado este camino, pero que no han sido suficientemente firmes ni constantes.

Para ver la noticia en The Guardian pincha aquí.

*La foto la he cogido prestada del blog de Alfonso Bayón, donde podéis leer una entrada relacionada con este tema.

Anuncios

Etiquetas: , ,

About rafaelobrero

Padre, ilustrador, carpintero, ¿arquitecto?... Por ese orden. CEO with experience in public sector companies with high impact on the social environment. Architect with an extensive experience in rehabilitation and housing projects. Main skills are good communication, effective negotiation and the teamwork management. Focused on target achievement and ongoing improvement. My main interest area right now is the sustainable/smart city and education.

10 responses to “Comercio local vs grandes superficies”

  1. Pablo gallego says :

    Parece sencillo ¿no?. Parece lógico ¿no?. Entonces ¿por qué parece imposible?. Supongo que la clave está en la buena gobernanza: tener la capacidad de atender a múltiples sensibilidades, marcarse objetivos claros –y quizás utópicos– e ir a por ellos sin despistarse por el camino y con confianza. Esto lo haces tu bastante bien, por cierto.

  2. rafaelobrero says :

    Juan Carlos Giraldo dijo en Facebook: Debemos de tomar nota, pues es la auténtica verdad. Hay que volver a potenciar el comercio en los barrios y daremos más vida a nuestra ciudad. Volver a esa tienda donde te conocían y donde el ratito de la compra era una pequeña tertulia con el tendero y los vecinos. Huiremos así de lo impersonal y frío de las grandes superficies, además de contribuir con el medio ambiente, al no usar los vehículos, conseguiremos una mejor atención y una mayor calidad de vida en nuestro entorno. Yo siempre defiendo esta idea, pues me gustaba más ese tipo de vida que es el que conocí en mi infancia y juventud. Estoy contigo Rafael.

  3. sergest says :

    Aqui en Córdoba se han instalado en estos dos ultimos años Leroy Merlin, Decathlon, y Primark. Aquí estas superficies estan hundiendo a muchísimos negocios, y si ya estaba la cosa mal para el negocio, ahora no hay manera de levantar cabeza. Donde están los políticos para apoyar a los pequeños negocios? Tienen razón cuando dice la gente que estamos atrasados con respecto al resto de Europa.

  4. Antonio López (@Antolopi) says :

    Sinceramente no entiendo el “VS”, creo que debe haber superficies de todos los tamaños adaptadas a cada tipo de cliente. El que trabaja en una oficina de 9 a 2 y de 5 a 8 lo tiene difícil para comprar en el pequeño comercio así que su alternativa es ir los sábados a Carrefour a llenar el carro. Después estamos los “cordosiesos” que no buscamos ni trato personalizado ni charla, solo que nos cobren bien, rápido y sin preguntas, algo que hacen magníficamente en Hipercor. Y después hay quien tiene tiempo y gusto por el trato humano y disfrutan de un paseo por cualquiera de los centros comerciales abiertos que hay en la ciudad.
    Tampoco entiendo la manía de culpar a las grandes superficies del cierre de los pequeños comercios. ¿Puede afectar? Correcto. Pero no es ni el único ni el principal factor. La gran ferretería de Córdoba, Larrea, o la gran tienda de lámparas de Córdoba, Miloga, cerraron cuando en Córdoba al único Leroy que conocíamos era al de “Fama”. Primark es una tienda de ropa barata y de mala calidad que no creo que pueda hacer la competencia a ninguna tienda textil de barrio ya que no tienen el mismo tipo de clientela, a quien si parece afectar es a las tiendas de topa china tipo “Lalisa” de las que ya han cerrado bastantes. Con respecto a los deportes no puedo hablar mucho ya que no soy muy aficionado pero la tienda de deporte de mi barrio sigue abierta después de la apertura del Decathlon y casualmente hace unos meses abrieron otra tienda más. También podríamos hablar de cuantos locales vacíos hay alrededor de El Corte Inglés, Eroski o Carrefour la Sierra.

    • rafaelobrero says :

      Muchas gracias por tu comentario, Antonio.
      Estoy de acuerdo con tu análisis en tanto que no es el único factor que afecta a la crisis del pequeño comercio.
      Deben hacer una labor fuerte de reciclaje, de adaptación a los nuevas necesidades.
      Pero debemos tener claro que, en el caso concreto de Córdoba, la población permanece estable (más o menos) y la gente no compra más. Por tanto si se abren nuevas superficies y prosperan en algún sitio han dejado de comprar los que compran ahora allí. Vasos comunicantes.
      Por otro lado, en el post, lo que realmente defiendo es que no se abran más grandes superficies en el cinturón exterior de la ciudad. Las que hay son suficientes para una ciudad como Córdoba y si se incrementan es a costa de poner en peligro otras formas de comercio que enriquecen nuestro tejido urbano.

    • Anónimo says :

      SÓLO COMENTAR QUE MILOGA EN GRAN CAPITAN SIGUE ABIERTA,Y DESDE HACE TIEMPO NOS ESPECILIZAMOS EN LA PUERICULTURA.

  5. Antonio López (@Antolopi) says :

    Y después están los “pequeños” beneficios que dejan las grandes superficies. El principal de todos, y el más materialista, los cientos de cordobeses a los que dan empleo directa e indirectamente, muchos de ellos procedentes del pequeño comercio. Cordobeses que puede que se gasten ese sueldo en comprar en pequeñas tiendas de su barrio. Los impuestos que dejan esas grandes superficies al ayuntamiento (ni me imagino el IBI que debe pagar el nuevo Hipercor con sus flamantes 35.500 m2 en una de las zonas caras de la ciudad). Y otros menos materialistas como el patrocinio cultura o deportivo y las obras benéficas. Y no soy ventajista y hablo de la actualidad cuando es difícil que ningún pequeño comercio patrocine nada, hablo de la época de las vacas gordas cuando tampoco patrocinaban nada. Es el malvado Corte Ingles el que ha reformado el Teatro Góngora, el que ayuda a pagar el alumbrado navideño y la cabalgata de reyes, el que patrocina tradiciones populares como los patios,etc. mientras que la gente de los patios, de la semana santa o del carnaval llevan años pidiendo a los hosteleros, los grandes beneficiados de estas celebraciones, que ayuden en algo sin obtener nada a cambio.

  6. Antonio López (@Antolopi) says :

    Por último: en psicología hablamos de algo llamado Locus de Control, que puede ser externo o interno. El primero es cuando atribuimos “lo que nos pasa” a causas externas y el segundo cuando lo hacemos a causas internas. Creo que el mundo del pequeño comercio debería hacer más uso del Externo y dejar de culpar a las grandes superficies de todos sus males.
    Un ejemplo: hace pocas semanas han abierto cerca de mi casa una tienda de ropa “pijilla”, con camisas a 60€ y pantalones a 80€, a la que por desgracia auguro poco futuro más allá de las fiestas navideñas. Cuando cierre ¿creéis que lo hará por culpa de que El Corte Ingles vende ropa similar o porque no es muy lógico poner una tienda de ropa lujosa en un barrio humilde con la mitad de sus vecinos en paro?. Lo fácil será lo primero antes que hacer autocrítica y decir “la cagué en el qué, en el cómo y en el dónde”.

Enriquece nuestro contenido con tus aportaciones y comentarios. Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: