Parcelaciones. Quid pro quo.

exigir.

(Del lat. exigĕre).

1. tr. Pedir imperiosamente algo a lo que se tiene derecho.

Como es evidente, no se pueden tener derechos si, previamente, no se ha cumplido con determinadas obligaciones.

Por tanto, en estas circunstancias, quienes han vulnerado las normas a que todos estamos sujetos, sólo podrían “pedir” ayuda, no exigirla.

La sociedad se ha dotado de mecanismos que dan respuesta a situaciones de extrema necesidad, dando cobertura social, sanitaria, incluso económica, a aquellas personas que pueden verse afectadas por una circunstancia sobrevenida, ya sea una enfermedad, un accidente, quedarse en paro o ser víctima de una catástrofe.

Pero todo tiene un límite, y antes de generar estados de “sopabobificación” (para entendernos) debemos buscar soluciones estructurales, lo más a largo plazo posible, definitivas si se puede, que permitan a quienes se han visto afectados por tales circunstancias, recomponer su esquema vital y reemprender el camino sin depender del sustento de la Administración.

Quid pro quo

De acuerdo que los parcelistas que han edificado en suelo no urbanizable sin proyecto ni licencia no tienen derecho a exigir nada en materia urbanística. Pero de acuerdo también, en darles una cobertura mínima en un caso extremo como el que se plantea con determinadas familias. Ya no hablamos de dotarles de alumbrado público o cualquier otro servicio urbano, a los que por supuesto no tienen derecho, si no simple y llanamente de evitar que duerman en la calle.

Puesto que la situación se prolonga, van ya por ocho meses de realojo después de las inundaciones de febrero y la situación se vuelve a repetir, haciendo crónica una realidad dramática, parece lógico que intentemos buscar una solución que comporte, por supuesto, un “quid pro quo”. La Administración le ayuda a salir definitivamente de su problema y usted colabora garantizando que no se va volver a repetir, eliminando la raíz del problema, es decir, demoliendo.

Etiquetas:, , , , ,

Acerca de rafaelobrero

Ilustrador, carpintero, ¿arquitecto?... y padre. Especializado en ilustración gastronómica y paisaje urbano. Combino mi labor como docente de dibujo y técnicas al agua con la gestión y producción de eventos colaborativos. En otro tiempo, mucho antes del confinamiento, fui Decano y Gerente de empresa pública.

Enriquece nuestro contenido con tus aportaciones y comentarios. Gracias!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: